Pablo Lago: Memoria y tradición en “O auto das animas”

Pablo Lago, director de "O auto das ánimas" , en un momento de su intervención. / Foto: Cine Club Casablanca Valladolid

En el Cine Club Casablanca Valladolid conversamos con Pablo Lago tras la proyección de “O auto das ánimas”, su primera película como director. Pablo, director de fotografía con amplia experiencia, nos introdujo a través de su trabajo en una profunda reflexión sobre temas universales, desde el sentido de la vida hasta la búsqueda de la identidad. A la comprensión final de su obra se sumó su propia visión del proceso creativo y además pudimos percibir el verdadero compromiso del autor por preservar la memoria familiar en un contexto global.

Uno de los aspectos más interesantes de “O auto das ánimas” es su capacidad para interrogarnos sobre nuestra existencia y entorno. Esa invitación a la reflexión personal fue bien acogida, hasta el punto de que las intervenciones del público, junto a las preguntas lanzadas al director, evocaban recuerdos infantiles de sociedades en proceso de desaparición. El choque entre visiones tradicionales arraigadas en la tierra y las perspectivas más cosmopolitas mostradas en la película generaron, en relación al tema anterior, un debate sobre la evolución de la sociedad y la importancia de salvaguardar los vínculos con nuestras raíces. Las conexiones quedan patentes en el film mediante múltiples elementos simbólicos, desde la elaboración del aguardiente utilizada como hilo conductor hasta el uso de elementos oníricos, también en la representación de los cuatro elementos de la naturaleza o de diferentes manifestaciones culturales, artificios todos que no solo enriquecen la narrativa, sino que nos dirigen hacia la necesidad de mantener viva la herencia cultural en un mundo en constante cambio.

La intimidad es otro de los grandes temas de “O auto das ánimas”, tratada en este caso a través de planos cerrados y conversaciones directas con los personajes, en especial con familiares cercanos del director. El realismo, transmitido a través de las intervenciones del círculo más próximo de Pablo, llamó la atención de la audiencia logrando una conexión emocional muy directa con la realidad individual de cada espectador.

La película – Pablo se niega a llamarla documental – refleja la subjetividad personal de un tema tan amplio como la memoria. Un ensayo cinematográfico que explora la comunicación familiar, la religión y la resignación. Lago compartió con nosotros detalles muy interesantes sobre el proceso de realización de la película, señalando la planificación del proyecto, el proceso creativo tanto de la fotografía como del montaje, y la estrecha colaboración con su equipo, que puso a su disposición toda su profesionalidad para transmitir la autenticidad necesaria de su idea inicial.
Como afirmó también el invitado, su obra mantiene una narrativa no lineal, exactamente igual que las historias que se construyen a través de los recuerdos en la vida real. Los flashbacks yuxtapuestos que combinan elementos del presente e imaginarios agregan profundidad a la narrativa y ayudan a reflexionar sobre la naturaleza subjetiva de la memoria y la experiencia humana.

Por último, Pablo Lago, después de un extenso coloquio ante una audiencia entregada en su interés, dio las gracias a los presentes dando por finalizada su intervención con un merecido aplauso por su trabajo como director en “O auto das ánimas”.