4 meses, 3 semanas, 2 días: Reflexiones de Elisa Ferrer y Pedro del Río

La escritora Elisa Ferrer y el productor Pedro del Río tras su intervención. / Fotografía: Cine Club Casablanca

El once de marzo pasado, los asistentes al cineclub descubrieron la película rumana “4 meses, 3 semanas, 2 días”, un film seleccionado personalmente por la escritora y guionista Elisa Ferrer, quien se acercó a la proyección junto al productor vallisoletano Pedro del Río. Ambos compartieron su experiencia profesional en el ámbito audiovisual mediante la exploración de los matices de esta obra ampliamente premiada.

Tras la proyección se desarrolló un extenso coloquio a modo de diálogo entre los invitados y el público, todos muy conmovidos por la intensidad narrativa de este retrato de la Rumanía de los ochenta, una época marcada por la opresión tanto estatal como individual. Cristian Mungiu, director y guionista de este film, nos ofrece su perspectiva sobre el aborto, la moral o la necesidad de la autonomía personal, temas que, sin duda, resonaron en la audiencia como se pudo apreciar en un dinámico intercambio de ideas.

El coloquio, dirigido por Elisa Ferrer y Pedro del Río, ofreció una exploración detallada de la película, comenzando con la representación de la violencia contra las mujeres. Esta representación, cruda y realista, propone una reflexión sobre la opresión femenina. Ambos invitados resaltaron cómo el director Cristian Mungiu utiliza el suspense y la tensión para capturar la atención del espectador, creando una narrativa emocionante. Las decisiones morales y éticas de los personajes, un tema central en la discusión, se presentaron como un reflejo de la complejidad humana y un motor clave en el desarrollo de la historia. Ferrer y Del Río señalaron que la ambientación en la Rumania comunista no solo proporciona un contexto cultural esencial sino que también profundiza la comprensión de la trama y sus implicaciones más amplias. Los temas universales como la amistad, el sacrificio y la supervivencia, entrelazados con la complejidad de las relaciones interpersonales y la comunicación deficiente, fueron reconocidos como aspectos fundamentales que la película explora, destacando los invitados la representación de la feminidad y la lucha por el empoderamiento en un entorno opresivo, presentando estas cuestiones de manera sensible y conmovedora. La atmósfera opresiva y claustrofóbica que impregna la película fue ampliamente admirada, destacando la habilidad de Mungiu para crear un ambiente inmersivo. Tras varias intervenciones del público, Ferrer y Del Río también elogiaron la meticulosidad en los detalles visuales y auditivos, ya que estos contribuyen significativamente a la riqueza de la experiencia cinematográfica. El coloquio finalizó agradeciendo al público su presencia tras señalar el interés suscitado por la proyección.

El análisis de los aspectos temáticos y narrativos por parte de Elisa, ganadora del premio Tusquets de Novela de 2019, y de Pedro, productor y profesor de cine, nos brindaron una visión muy amplia y extensa de una película controvertida de gran complejidad. Sin duda, una estupenda velada.